Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.
Inicio / Blog / La iluminación perfecta para un hotel

29 Enero 2021

La iluminación perfecta para un hotel

Descubre la iluminación que puede encajar perfectamente en un hotel

La iluminación perfecta para un hotel
Los hoteles poseen una gran importancia a la hora de proporcionarnos un buen descanso cuando nos encontramos fuera de nuestro hogar por largo tiempo. El ambiente, así como la comodidad de sus elementos, poseen un papel esencial a la hora de garantizar la comodidad de sus huéspedes. Entre sus características más importantes encontramos la decoración y la iluminación, capaces de generar, en su conjunto, espacios agradables y cálidos, mejorando así la experiencia de los clientes.

La iluminación es básica para poder ofrecer la luz necesaria que nos permita continuar con nuestras actividades cuando la luz natural escasea. Actualmente, los numerosos diseños de luminarias que encontramos a nuestra disposición crean muy diversas piezas decorativas que pueden adaptarse a diferentes ambientes con gran facilidad. Es por ello que iluminación y decoración forman una simbiosis capaz de generar espacios agradables y cálidos, características muy importantes para estos establecimientos.

Iluminar un hotel


Las diferentes estancias de un hotel deben iluminarse de manera que la luz favorezca las actividades que se realizan en cada una de ellas. Es por ello que, al igual que ocurre en un hogar, deberemos determinar que iluminación es la más adecuada para cada uno de los rincones que lo componen.

Iluminar la recepción


La recepción es el espacio encargado de dar la bienvenida a todo huésped que accede al hotel. Es, además, una de las estancias más concurridas del establecimiento, y donde se realizan tareas de registro de clientes. Por todo ello, la iluminación de la recepción debe ser funcional, a la vez que agradable y cálida.

Combinar diferentes tipos de lámparas puede aportar diferentes funcionalidades y ambientes, separando los diferentes rincones que componen el hall del hotel. Las lámparas colgantes resultan muy buena opción para ofrecer una buena iluminación sobre la zona de registro. Los apliques de pared permiten crear una luz indirecta que otorgue calidez a la estancia. Si la recepción es cuenta con un gran espacio, puede ser útil instalar luz general, para lo que podemos usar luces integradas o lámparas de techo.

Los diferentes diseños de lámparas que encontramos actualmente ofrecen la posibilidad de crear espacios con una marcada personalidad propia, adaptándolos a un sinfín de estilos decorativos.

Iluminar los pasillos


Los pasillos son las principales zonas de paso a través de las cuales los huéspedes acceden a sus habitaciones. Se caracterizan por su iluminación funcional y la ausencia de elementos que puedan entorpecer el paso. Además, la iluminación debe favorecer una buena visibilidad de las puertas, su numeración y el uso del sistema de entrada al dormitorio.

Optar por una luz tenue, instalada en el techo y/o paredes, que permita obtener una buena visibilidad de los elementos que componen la estancia, favorecerá el uso de esta zona de paso de manera adecuada. Además, resulta muy adecuado instalar una luz focalizada sobre cada puerta, para favorecer la visibilidad a la hora de su interacción con ella.

Iluminar los dormitorios


Los dormitorios son los lugares más importantes de un hotel. En ellos se produce el descanso de sus huéspedes, por lo que todos sus elementos deben favorecer la creación de un ambiente que genere tranquilidad, comodidad y bienestar.

Para ello, resulta interesante combinar diferentes tipos de iluminación que puedan usarse indistintamente para poder generar diferentes ambientes lumínicos en función de las necesidades de descanso. La luz indirecta aporta un ambiente relajado, y puede crearse de manera muy sencilla con apliques de pared. La iluminación directa resulta muy útil sobre el escritorio, pues nos aporta una alta visibilidad. Las lámparas de sobremesa, plafones y/o otras luminarias que permitan focalizar la luz en determinados lugares, pueden facilitar a los huéspedes del uso de estos rincones especialmente creados para realizar tareas de atención sostenida.

La iluminación de un hotel tiene mucho que aportar en la experiencia de sus huéspedes, por lo que debe cuidarse al detalle. De esta manera, encontrar el equilibrio entre funcionalidad y ambientación puede mejorar la rentabilidad de nuestro establecimiento.