Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.
Inicio / Blog / Los 3 usos más habituales de las lámparas de pie

25 Febrero 2021

Los 3 usos más habituales de las lámparas de pie

Los 3 usos más habituales de las lámparas de pie
Las lámparas de pie cuentan con una popularidad creciente desde hace más de una década. Además de cumplir con una función lumínica necesaria en cualquier hogar, el gran abanico de diseños que encontramos actualmente en el mercado nos permite adquirir verdaderas piezas decorativas, que corresponden a diferentes estilos decorativos y permiten crear determinados ambientes en nuestras estancias. Tanto luminosidad como decoración deben tenerse en cuenta a la hora de iluminar nuestro hogar con este tipo de lámparas, teniendo presente que, por su situación, se encuentran a la altura de nuestra vista y no suelen pasar desapercibidas.

Conocer los lugares donde las lámparas de pie pueden ser especialmente útiles nos permitirá iluminar nuestras estancias de manera óptima, sacando así el máximo partido a nuestros rincones. Encontramos muchos usos para ofrecerle a nuestras lámparas de pie, entre los que 3 son los más habituales.

Los 3 usos más habituales de las lámparas de pie


Las lámparas de pie nos ofrecen una iluminación a la altura de nuestra vista, por lo que resultan fundamentales cuando nos disponemos a realizar las tareas de nuestro día a día, especialmente en esos momentos en los que la luz solar escasea.

Para poder beneficiarnos de las ventajas lumínicas y decorativas que nos ofrecen las lámparas de pie, deberemos saber dónde pueden aportarnos mayores beneficios. 3 son los usos o lugares más habituales y ventajosos:

1-Para iluminar zonas de paso


Cuando llega la noche, las zonas de paso de nuestro hogar siguen siendo lugares muy transitados, por lo que necesitaremos una buena iluminación que pueda iluminar a la perfección la estancia y evitar accidentes debidos a la falta de visibilidad. Además, sus formas de marcada orientación vertical permiten instalarlas en cualquier rincón, sin necesidad de ocupar espacio en el suelo que entorpezca nuestro paso.

El tipo de iluminación instalado, además, ayudará a crear diferentes ambientes en el espacio. Cuando hablamos de las zonas de paso, una luz tenue mejorará la experiencia en ellas, por lo que será recomendable elegir luces cálidas que reconforten nuestro paso, evitando los deslumbramientos y/o los cambios bruscos de luminosidad con su encendido.

Las lámparas de pie de la colección Half comparten estas características, permitiéndonos además crear diferentes combinaciones y adaptarlas a nuestros gustos y/o necesidades. La verticalidad que ofrece la lámpara colgante de la colección Pla y la correspondiente a la colección Astros son, también, opciones que deberemos tener en cuenta a la hora de elegir la lámpara adecuada para iluminar nuestras zonas de paso.

2-Como iluminación focalizada en nuestra zona de lectura


¿Qué mejor plan que disfrutar de un buen y relajante momento de lectura cada noche? Para ello necesitaremos iluminar nuestro rincón de lectura y/o trabajo de la mejor manera posible, aportando una iluminación focalizada que nos permita mantener nuestras capacidades atencionales de manera sostenida.

Los flexos y/o lámparas de pie con brazo articulable son las opciones más adecuadas para aportar una buena iluminación a estos espacios. La lámpara de pie articulable 3-LED permite focalizar su luz sobre diferentes puntos, en función de nuestras necesidades, con el simple movimiento de su brazo. Otras posibilidades son la lámpara de pie Perceval, así como la lámpara Elea Lectura.

3-Para aportar una luz tenue que nos ayude a relajarnos


De nuevo, la luz tenue es la principal indicada para poder generar ambientes que inciten a la relajación. Es por ello que este tipo de lámparas pueden estar presentes en aquellas estancias a las que recurrimos tras un intenso día de trabajo para encontrar el bienestar deseado. El salón (especialmente la zona de los sofás) y los dormitorios son las estancias donde deben instalarse este tipo de lámparas.

Además, deberemos optar por luz cálida y/o anaranjada, que nos ayude a crear el clima envolvente y relajante que buscamos. Las lámparas de pie de la colección Linod y Twain, perfectamente combinables entre sí, nos permiten usar la luz con el objetivo de relajarnos, además de aportar decoración a nuestra estancia.

Con estos 3 usos habituales, las lámparas de pie se han introducido en nuestros hogares para aportar una iluminación óptima a las estancias. Hacer uso de ellas nos permite mejorar la calidad lumínica de nuestros rincones y adaptar la iluminación a nuestras necesidades.