Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.
Inicio / Blog / ¿Cómo crear ambientes acogedores a través de la iluminación?

08 Octubre 2021

¿Cómo crear ambientes acogedores a través de la iluminación?

Aprende a crear ambientes acogedores con una iluminación bien aplicada

¿Cómo crear ambientes acogedores a través de la iluminación?
Por fin termina un largo e intenso día de trabajo. Nos dirigimos a nuestro hogar, para poder descansar y reponer fuerzas. Anhelamos ese ambiente acogedor que nos permite encontrar nuestro propio bienestar, mejorando nuestro descanso y nuestra energía. Este ambiente hogareño es el que le otorga personalidad a nuestros rincones, y los impregna de emociones positivas y relajantes. Un ambiente en el que la iluminación posee mucha más importancia de la que parece.

Los efectos de la iluminación en el ambiente


Evidentemente, la iluminación posee una gran importancia en nuestro ambiente. Aporta una funcionalidad mucho más importante de la que a simple vista puede parecer. No solo facilita los diferentes tipos de actividades que se realizan en él; además, es capaz de generar diferentes sensaciones que moldeen nuestro estado de ánimo en pocos segundos, a partir del conjunto lumínico y decorativo generado.

La luz es capaz de dotar del calificativo hogar a un lugar frío e impersonal. La luz tenue e intimista nos ofrece un ambiente inconfundible de relax, mientras que la luz fría y blanca aporta vitalidad a la estancia. Conocer los secretos de la iluminación nos ayuda a modelarla en función de nuestras necesidades, y adaptarla a diferentes estancias y sus funcionalidades. A continuación encontramos algunas claves básicas que nos permitirán usar la luz para poder generar espacios verdaderamente acogedores.

1-¿Dónde es útil la luz acogedora?


Ser consciente de las verdaderas necesidades de cada una de las estancias de nuestro hogar resulta el primer paso para mejorar la habitabilidad usando la luz como requisito fundamental para ello.

Es cierto que nuestro hogar debe ser confortable, pero no todas las estancias necesitan el mismo nivel de relax. Las estancias que usamos para descansar necesitarán contar con un nivel de relax superior que aquellos rincones destinados para estudiar, leer y/o cocinar. El salón y dormitorios requerirán luz cálida, mientras que las zonas de estudio y otras actividades con gran demanda visual necesitarán luces blancas.

En caso de encontrar rincones con estas dos necesidades, podemos optar por instalar luces regulables, que nos permitan regular su intensidad de manera sencilla.

2-El diseño de la luminaria aporta valor al ambiente


Más allá de la función lumínica de cualquier luminaria, encontramos otra característica muy presente en el ambiente y con un gran peso en nuestras emociones: El diseño de la luminaria.

Estancias con diseños agradables pueden marcar la diferencia respecto a las emociones generadas en ellas. Estilos decorativos suaves, espaciosos y no demasiado recargados invitan a disfrutar de una mayor relajación. Además, representar una estabilidad ambiental propicia, también, a la sensación de bienestar.

Por ello, el diseño de la luminaria será de gran importancia. Esta debe poseer una doble adaptación: por una parte, adaptarse a los gustos de la persona que debe disfrutar de ella. Por otra parte, adaptarse al ambiente decorativo de la estancia, para generar estabilidad y continuidad al ambiente.

3-Crear diferentes puntos de luz en una misma estancia


Dotar a una misma estancia de diferentes puntos de luz puede otorgar características positivas al ambiente. Aunque la luz general es útil para disfrutar de una iluminación homogénea, optar por crear puntos de luz exclusivos relaja las sensaciones.

Instalar una lámpara colgante sobre la mesa del comedor, una lámpara de pie en la zona de los sofás y una lámpara de sobremesa sobre el mobiliario, todas ellas dotadas de luz tenue y encendidas a la vez, permite delimitar espacios sin usar barreras físicas y aportar calidez al lugar.

4-Usar la iluminación como facilitador del hogar


Además de la luz tenue, crear puntos de luz que favorezcan el uso de diferentes lugares del hogar puede aumentar, también, la sensación de bienestar al facilitar su habitabilidad. De esta manera, instalar un plafón integrado que ilumine la zona del armario o de la ducha, entre otros, resulta un facilitador de su uso. Mediante estos pequeños detalles, la comodidad de nuestro hogar será cada vez mayor, lo que interferirá positivamente en nuestro estado de ánimo.

La iluminación, por tanto, resulta fundamental para poder disfrutar de un hogar confortable y útil, que mejore nuestro estado de ánimo y nos permita encontrarnos a gusto en nuestros espacios.