VOLVER AL LISTADO DE NOTÍCIAS

15 Noviembre 2017

Cómo iluminar cada espacio de la casa sin morir en el intento

Te enseñamos a iluminar los diferentes espacios de la casa de una forma adecuada

Cómo iluminar cada espacio de la casa sin morir en el intento

Hace ya mucho tiempo que la iluminación forma parte de la mayoría de lso hogares. Gracias a Tesla y Edison contamos con luz y corriente eléctrica. Atrás quedó aquel mundo de luces y sombras donde las velas o el fuego del hogar eran la única fuente de iluminación.

Hoy en día disponemos de múltiples oportunidades para iluminar nuestro hogar. Desde las bombillas de toda la vida, a las de bajo consumo, pasando por los led o los tubos fluorescentes. Sin embargo contar con muy diferentes fuentes de iluminación no nos enseña cómo iluminar cada espacio de la casa de manera adecuada. Desde Milán Iluminación queremos enseñarte algunos trucos e ideas para que sepas qué luz es mejor en cada espacio.

Trucos para iluminar cada espacio de la casa


Para iluminar cada espacio adecuadamente hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El tipo de iluminación. Podemos añadir iluminación general o iluminación decorativa o de tipo focal. Hay que tener claro la finalidad que tendrá para dar con la mezcla adecuada. Lo mejor es siempre contar con una iluminación general y luego concretar el resto.

  • El tipo de lámpara. Cuando se elige una lámpara hay que asegurarse de que esta encaje adecuadamente en el ambiente que estamos creando.

  • El consumo. Si quieres que tu iluminación sea perfecta no tienes que olvidar el consumo que producen las lámparas, apliques o focos que vas a instalar. Hoy en día no es necesario renunciar al estilo para conseguir un consumo más ajustado. Puedes encontrar piezas verdaderamente interesantes. Un ejemplo son los plafones de carril monofásico de nuestra página web.


Ahora que tenemos claros los aspectos principales que nunca hay que olvidar a la hora de seleccionar las luminarias es el momento de conocer los trucos para iluminar cada espacio de la casa.

Trucos para iluminar el salón y el comedor


El es sin duda uno de los corazones de una casa. Es uno de los espacios donde más horas pasamos en compañía de familiares y amigos. Ya sea alrededor de la mesa comiendo y charlando o bien en el sofá viendo una peli, leyendo un libro o escuchando música. Estos dos espacios son las zonas de relax por excelencia dentro de un hogar. De ahí que la iluminación deba de ser cálida y brindar un ambiente relajado. Nada mejor para iluminar esta zona que combinar luces principalmente de tipo decorativo.

En cuanto a la iluminación del comedor es aconsejable el uso de:

  • Luces cenitales sobre la mesa del comedor. De esta manera evitamos que aparezcan sombras incómodas o que la iluminación resulte demasiado apagada.

  • Luces decorativas para crear ambiente. Estas deben de incorporarse pensando en el elemento decorativo y en una iluminación muy tenue.


Para iluminar el salón nada mejor que:

  • Huir de las luces directas. Como queremos crear una sensación relajante lo mejor es utilizar focos para crear una luz ambiente suave. El reflejo de la luz en los muebles y en las paredes ofrecerá una luminosidad más atractiva y decorativa al conjunto.

  • Lámpara adicional. Además podemos añadir al conjunto alguna lámpara extra con la que obtener una iluminación más precisa para actividades como la lectura.


Con esta sencilla composición crearemos un espacio relajante donde poder ver la tele o leer con un extra de luminosidad.

Trucos para iluminar la cocina


Por norma general la cocina es otro de los espacios que más se usan dentro del hogar. Es ideal que disponga de suficiente claridad y luz natural. Sin embargo muchas cocinas carecen de buenos ventanales y tienen que equilibrar esta falta de luminosidad con luz artificial.

Cuando se tiene una cocina muy amplia es normal que se pasen muchas horas dentro de ella. No solamente para cocinar o para fregar los platos, sino también para comer, ayudar a nuestros hijos con los deberes o para leer el periódico los fines de semana. Como el uso de este espacio es bastante dispar lo mejor es acudir a las luces cenitales. Unas buenas lámparas de techo ofrecerán un radio de luminosidad elevado para poder desempeñar cómodamente todo tipo de tareas en la cocina. Se aconseja que sean luces no muy fuertes para evitar que aparezcan sombras que entorpezcan el trabajo.

No está de más añadir luces en aquellos espacios de más uso. Por ejemplo sobre el fuego, el fregadero o incluso en las encimeras. Se pueden colocar luces led bajo las encimeras superiores para que cocinar y mezclar ingredientes resulte sencillo. Si prefieres otro sistema más económico opta por colocar tubos fluorescentes.

Trucos para iluminar el cuarto de baño


El cuarto de baño es uno de los espacios más complejos a la hora de iluminar. Y sin embargo la gente suele obviarlo y colocar un par de focos sin mucho interés. Para que tu cuarto de baño esté bien iluminado es necesario contar con una iluminación intermedia y sacar el máximo partido al espejo que seguro vas a colocar sobre el lavabo. Procura que la luz que coloques en el techo no se refleje en el espejo de forma inconveniente. De otro modo los habitantes de la casa tendrán serias dificultades para llevar a cabo actividades de higiene cotidiana frente al espejo. Desde lavarse los dientes, depilarse las cejas, maquillares o afeitarse.

Si quieres evitar que esto suceda recuerda añadir una iluminación adecuada sobre el espejo que no cree sombras incómodas.

Puedes leer más consejos para la iluminación de baños en el siguiente artículo.

Trucos para iluminar el dormitorio


La iluminación del dormitorio dependerá del uso que se haga de él. Por ejemplo los adolescentes y los niños suelen utilizar sus habitaciones para hacer los deberes o estudiar. Los adultos, sin embargo, suelen recurrir a este espacio para relajarse y ver la tele antes de acostarse tras un duro día de trabajo.

De ahí que la iluminación artificial esté directamente asociada al uso que vayamos a hacer del dormitorio. No obstante nunca hay que olvidar que este es un espacio de descanso. Por este motivo en ambos casos se aconseja el uso de pequeños focos de luces cuya luz cenital quede reflejada en paredes y armarios. Evita poner focos muy intensos en el centro de la habitación pues no podrás mantenerlos encendidos mientras estés tumbado. Lo único que conseguirás es deslumbrarte y estar incómodo.

Las luces auxiliares para la zona de las mesitas son imprescindibles si nos levantamos en medio de la noche o queremos leer. Existen lámparas que regulan la luminancia para obtener más o menos luminosidad dependiendo de para qué se vayan a utilizar.

En cuanto a las zonas de estudio de los más pequeños de la casa es aconsejable añadir una fuente extra de iluminación. Puedes decantare por una lámpara de pie o una lámpara de estudio que se enganche en la propia mesa. En cualquier caso es importante evitar que aparezcan sombras que dificulten el estudio u otras actividades. Por ejemplo dibujar o escribir.

Recuerda siempre que este espacio ha de ser relajante y adecuado para el descanso. Esa es la clave de una buena iluminación en el dormitorio.