Inicio / Blog / Trucos y consejos para iluminar un dormitorio

13 Diciembre 2017

Trucos y consejos para iluminar un dormitorio

Aprende algunos buenos trucos y consejos que te ayudarán a iluminar tu dormitorio de forma correcta

Trucos y consejos para iluminar un dormitorio Cabecero Cama

El dormitorio es una de las estancias más importantes dentro de una vivienda. Sin duda se ha convertido para muchos en un oasis privado donde disfrutar de paz y tranquilidad después de un duro día de trabajo y responsabilidades. Conseguir que este espacio disponga de la iluminación adecuada no es difícil si se sabe cómo hacerlo. Hay que buscar el equilibro perfecto para crear una atmósfera acogedora pero con suficiente luz como para realizar diferentes actividades. Por ejemplo vestirnos o leer un libro por las noches.

Desde Milán Iluminación queremos ofrecerte los mejores trucos y consejos para iluminar un dormitorio. A partir de ahora no solo te encantará descansar en esta habitación sino que además podrás sacarle el máximo partido y realizar en ella un sinfín de actividades.

Ideas para iluminar un dormitorio


Una luz para cada uso


La iluminación artificial tiene un alto contenido práctico. Sirve para usar adecuadamente cada espacio y desarrollar todo tipo de actividades. Sin embargo su objetivo también es ofrecer calidez a las estancias. Algo muy importante en el caso de los dormitorios pues, por medio de las luminarias y la decoración, debemos de crear un ambiente cálido y acogedor.

Dentro del dormitorio hay que encontrar el equilibrio perfecto entre estos dos aspectos. No hay que olvidar que esta habitación hoy en día se utiliza para muchas más cosas además de para dormir. En un dormitorio suele encontrarse el vestidor, puede que haya una zona de estudio e incluso un tocador pensado al detalle para hacer las delicias de los más coquetos de la casa. Pero además es el lugar por excelencia, junto con el salón, para relajarse. Aquí dormimos, leemos un libro antes de acostarnos e incluso puede que veamos la televisión. De ahí la importancia de crear un ambiente cálido que invite a la relajación y al descanso. Otro aspecto que no podemos dejar pasar es el hecho de que en los dormitorios lo más habitual es que sean dos personas las que comparten el espacio. Y es probable que ambos no quieran hacer lo mismo a la vez.

Entonces, ¿por qué no iluminar el dormitorio en función de sus usos? Aquí tienes algunos consejos:

  • Para aquellos que viven en pareja y desarrollan actividades cotidianas a distinto tiempo (como por ejemplo leer un libro) la luz focal será imprescindible. Una lámpara para cada lado de la cama evitará muchas discusiones. Puedes decantarte por modelos que se integren en el cabecero, como la MLN ELEA LECTURA/6522-6525, que sean suspendidos, como la serie KEFREN LED DOB 7 W 560 LUMENS, o las clásicas lámparas de sobremesa que descansan sobre la mesilla de noche. Por ejemplo la MLN AMELIA / 6562.

  • Para aquellos que además de descansar tienen su centro de trabajo en el dormitorio les será muy útil disponer de una buena luz de función. El modelo MLN PERCEVAL/ 6532-6533-6534 puede ser justo lo que estabas buscando para luchar contra esas noches en vela en las que has de quedarte estudiando una oposición, realizando trabajos de clase o cerrando ese proyecto laboral que no te deja dormir.

  • Para aquellos que usan el dormitorio principalmente para relajarse lo más importante es tener la perfecta combinación de luminarias con las que podamos relajarnos a ver la tele, tumbarnos a leer un libro o simplemente descansar. Nada mejor para este tipo de dormitorio que una luz general que se refleje en las paredes o en el techo, una luz tenue con la que disfrutar de unos minutos de televisión antes de ir a dormir o una luz focal que nos permita leer un libro para soñar con historias únicas.


No subestimar la importancia de la luz natural


Para que puedas descansar y practicar actividades en el dormitorio, o en cualquier otro espacio de una vivienda, no hay que subestimar la importancia de la luz natural.

  • Toda tu decoración ha de estar orientada a la fuente de luz natural. Si tienes una buena ventana haz que el dormitorio fluya hacia ella. Eso sí, evita siempre colocar la cama debajo de la ventana. Así no tendrás que sufrir las corrientes de aire y podrás disfrutar de las vistas a la calle.

  • Hazte con unas buenas cortinas opacas para que la habitación quede completamente a oscuras cuando vayas a dormir. Además de bajar las persianas las cortinas ofrecen un mayor aislamiento térmico y un toque de diseño único. Si las combinas con un estor opaco podrás vestirte y desvestirte sin tener que renunciar a la luz natural.

  • Recuerda que los muebles no han convertirse en una barrera para que la luz natural bañe tu dormitorio. Si la luz que entra por la ventana no tiene objetos que se interpongan entre ella y el dormitorio, este cuarto parecerá mucho más espacioso, luminoso y acogedor.


Consejos generales


Como norma principal para conseguir una iluminar un dormitorio se aconseja:

Disponer siempre de luz general


Esta iluminación ha de evitar que queden zonas de sombra. También ha de tener suficiente potencia pero a la vez resultar cálida y acogedora. Se recomienda que la iluminación general disponga de 250 luxes (o lúmenes por metro cuadrado) en los dormitorios. Para lograr tu objetivo te aconsejamos:

  • Una temperatura cálida del color. 2.700 K será lo ideal.

  • Utilizar bombillas LED de potencia media. De esta menar lograrás mayor eficiencia energética y menos emisiones de calor. Decántate por los modelos de 12 W.como máximo.

  • Añade lámparas de pie… si dispones de un dormitorio muy amplio. Con ellas podrás crear un ambiente íntimo y relajado en el momento adecuado. Este tipo de lámparas son una manera estupenda de añadir un toque de diseño y glamour a tu dormitorio. Recuerda que han de combinar a la perfección con la decoración de la estancia.


Prestar atención a la luz ambiental


Como hemos explicado unas líneas más arriba la luz ambiental estará directamente asociada a nuestras necesidades y el uso que le demos al dormitorio. Si leemos y compartimos el espacio, lo normal será incluir luces de sobremesa en cada mesilla o a cada lado de la cama. Ya sea suspendidas, empotradas o sobre la mesilla.

Prestar atención a la luz puntual


Puede que tengamos nuestro tocador en el dormitorio, que dispongamos de un increíble vestidor o que tengamos una mesa que usamos para trabajar. A través de la iluminación puntual lograremos realizar mejor cualquier tipo de actividad en estos espacios.

La iluminación puntual dependerá del tipo de actividad que vaya a llevarse a cabo en cada zona:

  • Para la lectura se recomiendan unos buenos apliques en la pared o integrados en el cabecero.

  • Para el vestidor lo ideal es disponer de suficiente luz para poder encontrar la ropa sin deslumbrar ni molestar a nuestro compañero de cuarto. Es probable que tu pareja vaya a trabajar más tarde que tú. Si colocamos unos bonitos plafones encima del armario, además de darnos un toque de diseño muy especial, nos permitirán sacar el máximo partido a esta área. Prueba colocando algún modelo como el MLN TUBLED/6514-6515 cuyo diseño te permitirá orientarlos la perfección. Este tipo de consejos son aplicables a los tocadores.


Si quieres conocer más datos sobre iluminación no dejes de echar un vistazo al siguiente artículo de nuestro blog: Cómo iluminar cada espacio de la casa sin morir en el intento.