Inicio / Blog / Cómo iluminar un restaurante

14 Enero 2018

Cómo iluminar un restaurante

Buenos consejos y trucos para iluminar restaurantes que seguro te gustarán

Cómo iluminar un restaurante

En Milán Iluminación somos auténticos expertos en darle a los grandes negocios la iluminación que se merecen. Puedes ver ejemplos en nuestros artículos Candelier, anima un restaurante de tapas mediterráneas o Los restaurante eligen Milán Iluminación.

Precisamente debido a nuestra dilatada experiencia en el sector de la restauración queremos aprovechar este artículo para ofrecerte algunos consejos sobre cómo iluminar un restaurante. Ideales para todo tipo de modelos. Desde el de mayor lujo al más apto para todos los públicos. ¿Te gustaría saber más al respecto? En ese caso, sigue leyendo.

Iluminar un restaurante de forma adecuada tiene truco


Si te has fijado en muchas ocasiones las cadenas de restaurantes olvidan por completo la iluminación. De hecho se convierte en algo estándar igual que la decoración. A pesar de que las características técnicas del local en sí no coincidan con las de sus otras hermanas. Esto un error que tiene fácil solución.

Otro de los problemas que se suelen obviar al iluminar un restaurante es el carácter del propio local. Además de lograr que los comensales se sientan cómodos y puedan degustar nuestros guisos con total facilidad, la iluminación tiene otras propiedades. Por ejemplo sirve para reforzar el estilo del restaurante. ¿A que no te gusta la misma iluminación para un Burger donde pasarás una comida rápida que para un restaurante donde vas a celebrar algo con tu pareja? O para aquel local al que acudes en una reunión de negocio. El carácter del restaurante no se debe de olvidar cuando se ilumina. Y este lo ofrece tanto la comida que se sirve como el aspecto del local.

En general existen ciertos trucos que nos ayudarán a obtener un resultado perfecto a la hora de iluminar un restaurante. Los más importantes serían los siguientes:

La fachada de nuestro restaurante, una zona clave para la iluminación


De nada sirve que trabajamos el interior a tope si nos olvidamos de iluminar correctamente el exterior del restaurante. Piensa que la zona de la fachada ofrece una primera impresión al cliente. Y si esta no es buena difícilmente querrán atravesar el umbral de la entrada para probar nuestros platos.

Por este motivo debemos tener presentes los siguientes consejos:

  • Señalización perfecta. Aumentar la iluminación de los rótulos y señales que ayudan al comensal a localizar la entrada al local.

  • Marcar con iluminación las zonas de entrada y las de estacionamiento.

  • Enfatizar los elementos arquitectónicos. Tampoco hemos de perder de vista aquellos elementos arquitectónicos que dotan de carácter a nuestro restaurante.

  • Si tenemos jardín o patio… s e recomienda utilizar luces empotrables en el suelo que nos ayuden a mejorar la iluminación del follaje y del camino. Si quieres conocer los mejores Consejos para iluminar tu terraza como un profesional, no dejes de leer este post.


No perder de vista la estructura de nuestro local


Por mucho que podamos pertenecer a una franquicia a la hora de iluminar no hay que perder de vista la estructura propia del local. Dónde están las ventanas, cuánta luz natural entra, qué plano tiene (si se trata de un local cuadrado, con ángulos, etcétera…). Todos estos elementos influirán de manera definitiva en el modo de iluminar un restaurante.

Pensar en los horarios del restaurante


Hay algunos locales que ofrecen servicio a partir de la hora de la comida y mantienen sus puertas abiertas hasta altas horas de la noche. Otros, sin embargo, se centran más en cubrir los desayunos con brunch de infarto, dar comidas y potenciar las meriendas. Dependiendo de las horas del día en las que el restaurante esté abierto, la iluminación tendrá que ser de uno u otro tipo. Y habrá que aprovechar al máximo las características propias del espacio.

Por ejemplo, si tenemos un restaurante en el que se sirven desayunos, es vital que podamos sacar partido de la luz natural para iluminar el restaurante. En estos horarios esta resultará más potenciada que la artificial sin embargo, conforme avancen las horas, la luz artificial debe de ayudar a suplir la falta de luz natural.

Igualmente, si nuestro restaurante carece de suficiente luz natural para cubrir las necesidades de cada horario, habrá que aumentar la luz artificial para lograrlo. Así, si tienes un restaurante para desayunos tendrás que ofrecer una buena iluminación para que la gente pueda hacer labores cotidianas como consultar el móvil de camino al trabajo o leer el periódico de la mañana.

Sistema de regularización de la luz


En caso de que tengamos un restaurante que utilizamos en varios turnos diferentes, lo mejor es que instalemos un sistema para regular la luz. Así siempre habrá un nivel de iluminación óptimo para cada servicio del día. Independientemente de que sea por la mañana, por la tarde o por la noche. Así no solamente se consigue una mayor eficacia, sino que además siempre habrá una iluminación constante. Además, al no funcionar las luminarias a su nivel de potencia más alto, las bombillas durarán mucho más tiempo.

La zona del comedor


Este espacio es de vital importancia para que el comensal se sienta cómodo y el camarero realice bien su labor. La iluminación de esta área debe de ser uniforme para todas las mesas. Es importante evitar que existan zonas excesivamente iluminadas y otras muy oscuras. Esto no implica que haya un nivel de iluminación más alto o más bajo. Sino que se evite distribuir la luz de forma poco profesional. Si se trata de un local de comida rápida lo normal es que se busque una iluminación más potente que si estamos hablando de un restaurante romántico.

Dentro de la zona de comedor siempre hay un espacio dedicado a recepcionar a los clientes. Esta zona debe de estar muy bien iluminada y su luz tiene que ser mucho más brillante y llamativa que la del resto del comedor. De esta manera atraeremos la vista del cliente hasta esta zona y le estaremos enseñando dónde dirigirse para que los camareros les sienten.

La limpieza y el mantenimiento también son esenciales


Y para realizar estas tareas de manera óptima es necesario que el restaurante esté muy bien iluminado. A pesar de que en otros momentos optemos por luces más suaves, a la hora de realizar estas tareas la luz debe de ser fuerte. De esta manera se podrá visualizar todo a la perfección y limpiar a fondo. Hay que evitar que las luces estén apuntando hacia arriba para que la suciedad y restos de comida se detecten con facilidad.

Apuesta por la iluminación LED


Nuestro último consejo es que apuestes por la iluminación de tipo LED. Puede que resulte algo más cara pero es mucho más efectiva y duradera. Aunque la inversión inicial sea más alta recuperarás el dinero en poco tiempo.

Se calcula que su eficiencia es más de un 300 % superior que la de los fluorescentes. E incluso puede superar el 1.000 % de eficacia si lo comparamos con las bombillas tradicionales. Una de sus principales ventajas es que ofrecen un ahorro de energía considerable que puede llegar hasta el 90 %. En una factura de un restaurante grande hablamos de una cantidad elevada de dinero.

Esperamos que estos consejos te ayuden a iluminar tu restaurante de la forma adecuada. No dudes en contactar con Milán Iluminación si quieres contar con las mejores luminarias y profesionales del mercado. Estaremos encantados de asesorarte y atenderte para que tu negocio triunfe con la iluminación.