Inicio / Blog / Las mejores ideas para iluminar dormitorios pequeños

16 Mayo 2018

Las mejores ideas para iluminar dormitorios pequeños

Te explicamos las mejores ideas para iluminar de la mejor forma dormitorios pequeños en tu hogar

Las mejores ideas para iluminar dormitorios pequeños

La iluminación de cualquier estancia de nuestro hogar tiene mucha más importancia de la que a simple vista puede parecer. La iluminación no solo es un recurso que permite tener una buena visibilidad; además, también pertenece a la decoración de nuestro hogar. De esta manera, elegir el tipo de luz y el tipo de lámpara correcta, que se integre perfectamente en el ambiente que se respira entre nuestras paredes es muy importante para sentirnos cómodos y a gusto en el espacio que nosotros mismos hemos construido.

Sabemos que tipos de casas hay muchas; grandes, pequeñas, medianas; con más o menos luz natural. De ello, en muchas ocasiones, dependerá el tipo de luminosidad que deberemos incorporar.

Una de las estancias más importantes es el dormitorio. En él, se produce nuestro descanso. Para que nuestro descanso sea lo más reparador posible, es muy importante que sea un espacio donde nos encontremos a gusto, tanto con la decoración como con las características del ambiente.

Pero, ¿Qué hacemos cuando nuestro dormitorio es pequeño y, además, tiene poca luz natural? ¿Cómo podemos iluminar dormitorios con estas características?

Iluminando dormitorios pequeños


Si lo que queremos es dotar de una iluminación adecuada un dormitorio pequeño, no solo deberemos poner atención al tipo de luz que vamos a incorporar. Existen otros factores que, aunque a simple vista no lo parezcan, tienen mucha importancia a la hora de favorecer una buena iluminación. Algunas ideas que nos pueden ayudar son las siguientes:

-Elige un color claro para las paredes, a poder ser el blanco. Los colores claros permiten que la luz rebote y se multiplique. Los colores oscuros, por el contrario, atrapan la luz lumínica y la apagan. Además, elegir un color claro favorecerá a la relajación, característica que resulta clave y necesaria cuando nos disponemos a conciliar el sueño.

Si quieres pintar una de las paredes del dormitorio con un color diferente para crear un poco de contraste, sigue las mismas recomendaciones; intenta que el color elegido sea claro, y pinta con él la pared principal (donde se sitúa el cabecero de la cama).

-Identifica los rincones de la habitación, pues esto te permitirá conocer dónde debes instalar diferentes tipos de luces. Saber sus características también será útil, pues gracias a ellas podrás elegir el tipo de lámpara que mejor se adapte a ellas. Si has habilitado en su interior un rincón para la lectura, deberás tenerlo en cuenta a la hora de iluminarlo correctamente.

-Elige el tipo de lámparas que vas a poner. Para ello, será necesario que distribuyas el espacio de la habitación y sepas cuanto espacio te va a quedar libre una vez la hayas amueblado. En habitaciones pequeñas se desaconseja poner lámparas de pie, pues pueden ocupar un espacio que no sobra. Una buena manera de dotar de luminosidad la estancia es incorporar lámparas de pared, plafones o lámparas de sobremesa, como por ejemplo los modelos MLN Perceval / 6532-6533-6534, MLN Obolo/ 6490 y MLN PLA / 6600-6601.

También deberás tener en cuenta el tamaño de las lámparas que incorpores. Unas lámparas grandes en habitaciones pequeñas pueden recargar demasiado el ambiente y causar sensación de ahogo. Por ello, quizás sería más conveniente elegir unas lámparas de tamaño medio, que estén integradas en la decoración del dormitorio. La intensidad de la luz no dependerá del diseño de la lámpara, sino de la bombilla que le añadas.

Si la habitación tiene techo alto, una buena opción será elegir lámparas finas, pero altas. De esta manera, se aprovechará mejor la verticalidad del espacio y, visualmente, la estancia quedará más recogida.

-Pon diferentes puntos de luz, que te permitan crear diferentes ambientes. Un plafón en el techo puede ser muy buena idea para dotar al dormitorio de buena luz. Pero también es muy recomendable añadir luz tenue en algún punto de la habitación, como las mesitas, o sobre una cómoda. De esta manera, podremos crear un ambiente relajante, ideal para conseguir la relajación que demanda el momento de irnos a dormir.

-No te olvides de iluminar la zona más importante de tu dormitorio: La cama. Existen muchas recomendaciones a la hora de iluminar la cama. Las lámparas de mesa son una buena opción, así como los apliques. Permiten iluminar correctamente sin ocupar espacio.

Actualmente, encontramos un amplio abanico de diseños de diferentes tipos de lámparas que nos permiten poder crear diferentes ambientes y espacios sin renunciar a una buena iluminación. Tan solo deberemos tener en mente el diseño de nuestro pequeño dormitorio y salir en busca de las lámparas adecuadas para iluminarlo.