Inicio / Blog / Candelier: La luz nómada que siempre te acompaña

02 Mayo 2019

Candelier: La luz nómada que siempre te acompaña

Una lámpara que puede ser la solución a muchos problemas de iluminación

Candelier: La luz nómada que siempre te acompaña

Son muchas las ocasiones en las que nos surgen determinadas necesidades a la hora de adquirir una lámpara. La mayoría de las lámparas se instalan de manera fija, pues suelen estar destinadas a iluminar el mismo punto de una misma estancia. Además, la necesidad de contar con una entrada de corriente limita mucho su uso, ya que en muchas ocasiones la longitud del cable no es lo suficientemente extensa para poder trasladar la lámpara a otros lugares.

Milan-Iluminación ha sabido crear una lámpara que, además de tener una estética que llama la atención por si sola, permite una funcionalidad que puede presentar una solución a los problemas anteriores. Hablamos de la lámpara Candelier, una pieza que enamora desde la primera vez que nos topamos con ella y que querremos tener por el conjunto de características que reúne, que la hacen especial.

Candelier: La luz nómada que siempre nos acompaña


Se trata de una colección que se compone de una sola lámpara. Su diseño simula una vela, que tiene como base un candelabro que podremos adquirir en diferentes colores. La vela, de color blanco, tiene en su parte superior el punto de luz. Aunque simula una llama, se trata de una luz artificial que evita los problemas derivados de usar fuego, al mismo tiempo que nos aporta una luz funcional que usaremos en diferentes estancias.

Su diseño recuerda a la luz nómada, concepto que su creador ha tenido en cuenta para diseñarla. Su diseño es obra de Jordi Jané, quien ha diseñado muchas otras lámparas en exclusiva para Milan Iluminación. La lámpara Candelier se trata de otra pieza que solo podremos adquirir en esta firma.

Su pequeño tamaño es una de sus características estrella, que le da mucha funcionalidad y la hace muy cómoda de usar. Sus características la hacen especialmente interesante, pues nos permiten usarla de manera muy cómoda y funcional.

Algunas de ellas son:

Su tamaño reducido


Su pequeño tamaño nos permite transportar esta pequeña lámpara donde quiera que vayamos, depositándola en diferentes puntos de nuestro hogar en los que necesitemos luz. Su poco peso, además, contribuye a ello. Es ideal para adornar la mesa del comedor, nuestra mesita e incluso el interior de un armario en el que la oscuridad impide que tengamos una buena visibilidad. También nos puede servir para iluminar un pasillo demasiado oscuro a medida que pasamos por él, llevándola con nosotros.

Sin cables ni necesidad de corriente


No necesitamos cable para conectarla a la luz, lo que facilita todavía más su transporte. La lámpara funciona con batería recargable, de manera que podemos usar la corriente para recargarla en esos momentos en que no le estamos dando uso, para tenerla disponible cuando la necesitemos. Su batería tiene una autonomía que puede llegar a las 18 horas, por lo que nos garantiza largas horas de luz.

Ambiente íntimo y cálido


Con ella podemos crear un ambiente íntimo y cálido, pudiendo regular su intensidad en 4 niveles; al 25, 50, 75 y 100%. De esta manera, podremos usar esta lámpara tanto para evitar la oscuridad, relajarnos o para realizar actividades que requieran una mayor intensidad lumínica, como puede ser leer.

Diferentes tipos de colores


Su diseño nos permite elegir el candelabro en diferentes colores. Las opciones que nos ofrece son en cobre y en plata. De esta manera, podemos adecuar su color a la decoración de la que va a formar parte, integrándose en el conjunto del espacio de manera que funcionalidad y decoración queden perfectamente fusionadas.

Ideal para decorar


De la misma manera que la lámpara de sobremesa Candelier ofrece una luz que puede sernos de gran ayuda en determinados momentos, su diseño la convierte en un elemento decorativo que no pasará desapercibido. Su versatilidad la hace ideal para encajar en cualquier ambiente decorativo. Su aspecto tradicional llama la atención de todo aquel que se topa con ella.

Gracias a todas estas características, la lámpara de sobremesa Candelier es una de las creaciones estrella de Milan Iluminación. Su página web nos permite adquirirla desde nuestro hogar, sin necesidad de acudir a los almacenes de la firma. Con ella, estaremos adquiriendo una pieza que fusiona la decoración con la funcionalidad que requiere una pequeña lámpara transportable, libre de cables y sin necesidad de poseer una salida de corriente para su funcionamiento. Un imprescindible que merece la pena tener.