Inicio / Blog / ¿Cómo debes iluminar tu zona de descanso?

30 Mayo 2019

¿Cómo debes iluminar tu zona de descanso?

Buenos consejos para aprender a iluminar tu zona de descanso en casa

¿Cómo debes iluminar tu zona de descanso?

La luz es un elemento imprescindible en nuestro día a día, que nos permite tener la visibilidad adecuada para poder realizar todas aquellas actividades que nos permiten funcionar a lo largo de la jornada. A pesar de lo que en muchas ocasiones parece, mediante la iluminación también podemos conseguir diferentes estados anímicos y potenciar la estimulación y el descanso.

Es cierto que la luz se entiende como un elemento necesario para poder observar el ambiente y realizar actividades que requieran una buena visibilidad, pero también es cierto que no solo sirve para ello; mediante una luz adecuada podemos potenciar nuestros momentos de descanso, sin necesidad de quedarnos a oscuras. Y es que, durante el día, es contraproducente producir oscuridad total ya que, con ella, nuestro ciclo circadiano puede verse afectado, creando consecuencias negativas en nuestro bienestar. Por ello resulta más que recomendable usar la luz en nuestro beneficio, y saber cómo podemos potenciar nuestros momentos de relax con una iluminación adecuada.

¿Qué puedo hacer para que la luz me ayude a descansar mejor?


Aunque resulte paradójico, no lo es. Actualmente, la industria lumínica nos ofrece múltiples opciones en cuanto a determinados usos de la luz. En este sentido, saber usarla de diferentes maneras también puede ayudarnos en nuestros momentos de relajación, e incluso incitarnos a conciliar el sueño durante el día.

Algunas ideas que podemos llevar a cabo para ello son las siguientes:

1.Determinar los lugares de descanso para instalar las luces apropiadas


La primera idea que debemos llevar a cabo es determinar que lugares de nuestro hogar vamos a usar para descansar. De esta manera, podremos instalar en estos rincones las luces adecuadas que nos inciten a ello. La delimitación de estos lugares debe realizarse siguiendo unos requisitos básicos; deben tratarse de rincones tranquilos y estables, que usaremos únicamente para descansar, o realizar otras actividades relajadas. Deberemos escoger zonas donde exista luz natural, además de la posibilidad de conectar luces eléctricas.

2.Instala luces de diferentes colores


Nuestro cerebro necesita la referencia de la luz solar para permitir la orientación temporal. En este sentido, deberemos instalar luces que puedan reproducir los diferentes tipos de luz representados en un día. Así, podremos conseguir, mediante la luz artificial, que las condiciones lumínicas se correspondan a la luz natural de cada momento, lo que ayudará a nuestro bienestar.

Si lo que queremos es relajarnos, debemos tener en cuenta que no es recomendable usar luminarias blancas y azules por la tarde, pues estos colores son los predominantes en las primeras horas del día y podrían causar cierta desestabilidad cuando cae la tarde. Es mejor optar por luces blancas cálidas, cambiando a luces amarillas cuando llega la noche.

En horas nocturas, las luces tenues y tímidas pueden ser muy apropiadas. Dejaremos las luces más intensas para las horas centrales del día.

3.Instala luces indirectas


Además de respetar los colores lumínicos para favorecer un buen descanso, también deberemos tener en cuenta que las luces directas pueden ser perjudiciales, pues incitan a la actividad. Por ello, se recomienda instalar luces que no caigan directamente sobre el elemento de descanso.

Las lámparas que nos permiten focalizar la luz en diferentes sitios pueden ser muy recomendables, pues nos permiten apartar el foco de luz de la cama o el sofá. De esta manera, la focalizamos en otros lugares, pero nos beneficiamos del reflejo indirecto.

Algunas de las lámparas que nos pueden servir en este aspecto es la lámpara de sobremesa de la serie Half, así como los apliques de pared de la serie Bo-La.

4.Cuida los pequeños detalles de las lámparas


Ten en cuenta que en la zona de descanso debe reinar el silencio. Es por ello que no resulta muy recomendable instalar luces que emiten sonidos o vibraciones que nuestro oído o nuestra vista puede apreciar, como vibraciones o parpadeos. Las mejores lámparas para evitar estos problemas son los halógenos.

5.Cuida tu factura de la luz


La factura de la luz es un aspecto que lleva de cabeza a muchas familias. En este sentido, es muy fácil consumir más de lo esperado, con su consecuente coste económico. Una buena manera de controlar el gasto es instalar luces LED que permitan beneficiarnos de las ventajas en cuanto a consumo, durabilidad y ecología. Milan Iluminación contiene un amplio catálogo de lámparas LED, entre las que podrás encontrar los diseños que estás buscando para iluminar las estancias de tu hogar.

Con estas 5 ideas, conseguir un buen descanso gracias a la iluminación instalada resulta muy fácil y viable.