Inicio / Blog / Cómo crear espacios cálidos en nuestro hogar

22 Julio 2019

Cómo crear espacios cálidos en nuestro hogar

Si quieres crear un espacio cálido en tu hogar en este artículo encontrarás algunos buenos consejos

Cómo crear espacios cálidos en nuestro hogar

Nuestro hogar pretende ser el lugar más cómodo de nuestras vidas. Es allí donde llegamos después de un duro día de trabajo, dispuestos a descansar y recargar pilas para el día siguiente. No solo nosotros; además, queremos que todo aquel que nos visite se sienta cómodo en nuestro ambiente. Cuando esto se consigue, no solo tenemos un techo bajo el que dormir; tenemos un hogar en el que reunirnos con nuestro bienestar personal.

Esto se consigue de diferentes maneras. Una de ellas es seleccionando la decoración adecuada a nuestra personalidad; otra de ellas es usando la luz en nuestro beneficio. La luz, con sus diferentes tipos y tonalidades, es precursora de diferentes estados de ánimo. Por ello, darle la importancia que merece a cada tipo de estancia, así como de luz, puede ayudarnos a conseguir ese ambiente calmado y acogedor que nos haga sentirnos realmente a gusto en nuestro hogar, y que nos acerque a nuestro bienestar personal.

Dotar a nuestros espacios de iluminación acogedora es sencillo, si sabemos cómo hacerlo. A continuación veremos unos cuantos detalles que nos facilitarán la creación de espacios tranquilos y relajados, que nos aportarán la calma necesaria y harán de nuestro domicilio un hogar confortable. Conocerlos, además, puede librarnos de instalar luces inadecuadas en espacios inadecuados. Toma nota de ellos y ponte manos a la obra.

1-Opta por la luz cálida


La luz cálida y su tono amarillento aporta a la estancia un ambiente relajado y distendido, muy adecuado para encontrar la paz y la tranquilidad que buscamos. Más allá de la decoración, dotar de luz cálida a nuestro entorno suscita sensaciones de tranquilidad, por lo que este tipo de luz sería totalmente adecuado para aquellas estancias en las que realizamos tareas que requieren un alto nivel de relajación, como puede ser la salita o nuestro dormitorio.

No obstante, no debemos instalar este tipo de luz en todas las estancias. Existen algunas estancias, como la cocina o el lugar de estudio, que requieren una luz más fría y blanca. De esta manera, se favorecerá el rendimiento de las tareas que se realizan en estos lugares, que generalmente son más visuales y requieren un mayor nivel de concentración.

2-Usa luz creada por elementos naturales


La luz que proviene de elementos naturales supone una fuente de tranquilidad superior a la que nos puede aportar la luz artificial. En este sentido, dotar a nuestra estancia de elementos naturales, como puede ser el fuego en diferentes formas, puede potenciar este clima acogedor. Dotar a nuestro salón de una chimenea o encender velas es un recurso que, si bien necesita de nuestra atención constante, crea una atmósfera que resalta por su calidez.

No obstante, en ocasiones no es posible dotar a nuestros espacios de este tipo de luz natural. En cambio, podemos acercarnos a ella mediante la iluminación artificial. La pequeña lámpara transportable Candelier nos ofrece una vela artificial que dotará de luz cálida cualquier rincón de nuestro hogar. La colección Half nos propone traer la luz de la luna y sus movimientos a nuestro salón, por lo que también supone una manera de conseguir el efecto de luces naturales con luces artificiales.

3-Instalar diferentes focos de luz cálida


Si queremos crear un ambiente cálido, necesitaremos dotar a nuestro espacio de diferentes puntos de luz localizada, dejando a un lado la luz general. De esta manera, conseguiremos dotar de nuestros espacios de luces y sombras que aportarán al ambiente un toque místico y relajado. Optar por luces que podemos focalizar en distintas posiciones puede ayudarnos a distribuir la luz de tal manera que creemos rincones con luces indirectas, ideales para relajarnos en un ambiente tenue que predisponga a ello.

4-Evita el exceso de luz


Uno de los errores más comunes que solemos realizar es dotar de muchas lámparas focalizadas a nuestras estancias. El exceso de luz puede resultar contraproducente, pues produce ambientes contrarios a los que queremos producir.

La cantidad de lámparas a instalar depende del espacio que tenga la estancia. Los espacios ligeramente oscuros son más relajantes que los espacios muy iluminados.

Milan-Iluminación nos ofrece un amplio catálogo de novedades en iluminación, entre las que encontraremos las lámparas que necesitamos para nuestro hogar. Sus diseños exclusivos nos permitirán decorar nuestro hogar al mismo tiempo que dotarán de una luz funcional a los diferentes espacios.