Inicio / Blog / ¿Cómo iluminar correctamente una oficina?

19 Julio 2019

¿Cómo iluminar correctamente una oficina?

Si quieres iluminar una oficina aquí te explicamos algunos buenos consejos

¿Cómo iluminar correctamente una oficina?

La iluminación supone un factor fundamental en cualquier lugar donde nos encontremos. Gracias a ella, podemos observar los diferentes estímulos que ocurren a nuestro alrededor, y ello nos permite adaptarnos al ambiente de manera adecuada. Es importante tener una buena iluminación en la calle, en nuestro hogar, y cómo no, en nuestro lugar de trabajo.

Además, la iluminación no solo sirve para tener una determinada visibilidad; además, con ella podemos modular nuestras emociones y causar diferentes estados de ánimo, por lo que merece la pena ofrecerle la consideración que merece; mediante sus diferentes estilos lumínicos, podemos aumentar nuestro bienestar personal y laboral, lo cual supone una amplia ventaja para nosotros mismos pues no solo nos facilita nuestra adaptación al medio, sino también nuestro bienestar psicológico.

Cuando se trata de iluminar una oficina o lugar de trabajo, la luz cobra mayor importancia debido a que en estos lugares se realizan tareas de especial importancia, que generalmente suelen tener un gran valor visual. Por ello, resulta fundamental dotar a todos los lugares de nuestra oficina de una luz adecuada.

Si estas funciones parecen insuficientes, la iluminación tiene otra función que deberemos tener en cuenta; su poder de decoración puede aportar homogeneidad al ambiente, y ayudarnos a decorar nuestras estancias laborales de la mejor manera posible para que estos lugares sean agradables y nos permitan trabajar de manera más óptima.

Ante esto, es fundamental saber cómo debemos iluminar nuestra oficina para que suponga un espacio en el que todas nuestras capacidades puedan expresarse de la mejor manera posible. Con las ideas que encontraremos a continuación, podemos crear un plan lumínico muy acertado. Y es que cada estancia de nuestra oficina puede iluminarse de manera intencional, en función de las actividades que se realizan en cada una de ellas.

Iluminar nuestro despacho


El despacho es nuestro lugar de trabajo laboral, donde pasamos más tiempo y donde realizamos aquellas actividades que requieren un mayor esfuerzo y concentración. Seguramente tendremos diferentes zonas en él, de manera que cada una de ellas tenga asociada una actividad en concreto, y por tanto deba tener una luminosidad adaptada a ella.

-La luz general es imprescindible; se trata de una luz que se sitúa en el techo, y que ofrece la suficiente luminosidad para poder iluminar todo nuestro despacho. La usaremos siempre, incluso cuando estemos realizando una actividad que requiera concentración. Para ello podemos optar por instalar diferentes plafones, cuyos diseños encajen con la decoración general. www.milan-iluminación.com nos ofrece diferentes estilos, como son los plafones MLN Bo-La o los plafones MLN Emboss, de estilo moderno.

-Nuestra mesa de trabajo debe ser el centro principal de nuestro despacho, y además se trata del lugar que debe contar con una iluminación más adecuada para evitar la fatiga visual. Para iluminarlo correctamente, podemos optar por lámparas que nos permitan focalizar la luz en los documentos en los que estamos trabajando, para conseguir una buena visión en nuestras tareas laborales principales. Podemos optar por lámparas de sobremesa, que instalaremos sobre la mesa de nuestro despacho.

-No debemos olvidarnos de la luz natural, totalmente recomendada en cualquier zona, especialmente en aquellos lugares donde pasamos largas horas. Contar con amplios ventanales por donde pueda acceder este tipo de luz, sin obstáculos que creen sombras, es fundamental para gozar de un mayor bienestar y comodidad en nuestro centro de trabajo. La luz natural es la que siempre debe primar en cualquier lugar.

Iluminar la sala de espera


Si nuestra oficina recibe gente del exterior, seguramente contará con una sala de espera. Tenga las dimensiones que tenga, deberemos dotarla de una buena iluminación, aunque en este caso no es necesario que sea muy focalizada, aunque deberemos tener en cuenta el factor decorativo de las lámparas, para crear un ambiente acogedor visualmente.

Optar por una luz cálida, indirecta y general puede ser una buena idea. Deberemos crear una atmósfera uniforme, evitando que unas zonas estén más iluminadas que otras. La luz natural, como siempre, debe primar, por lo que será importante no opacar la entrada de luz.

Iluminar la sala de reuniones


Otro lugar a tener muy en cuenta a la hora de iluminar nuestra oficina es la sala de reuniones. Suponen el centro de nuestras reuniones laborales, y lo más probable es que cuente con una mesa donde se den las tareas laborales más frecuentes. En ella, además, se realizan tareas visuales, por lo que deberemos tener en cuenta todas estas actividades.

Las salas de reuniones demandan diferentes tipos de iluminaciones.

-Una iluminación general, situada en el techo de la estancia, que permita iluminar de manera uniforme toda la estancia.

-Una iluminación focalizada sobre la mesa de reuniones, que puede conseguirse instalando lámparas colgantes en el techo, de manera que iluminen la mesa y eviten ocupar espacio sobre ella. Algunos diseños que pueden sernos útiles son las lámparas colgantes MLN Bo-La y las lámparas MLN Tagomago, entre otras. Si queremos lámparas más decorativas, podemos optar por la lámpara colgante MLN Raindrops.

-También podemos dotar a nuestra sala de reuniones de lámparas de pie, que aporten la luminosidad adecuada en algún rincón en concreto, o que nos permitan relajarnos tras una larga reunión. Son algunas opciones la lámpara de pie MLN Halos o la lámpara MLN Half.

-De nuevo, es importante contar con luz natural, por lo que será muy recomendable que el espacio tenga ventanales por donde acceda este tipo de luz, y que nuestro mobiliario no suponga un impedimento para que se extienda por el salón de reuniones.

Las zonas de paso


Pasillos y otras zonas de paso de nuestra oficina también deberán iluminarse correctamente. En estas estancias, bastará con luces generales, no demasiado fuertes, que permitan despazarnos correctamente por estas zonas. En caso de que nuestra zona de paso cuente con escaleras, podemos adoptar los consejos expuestos en nuestro post sobre iluminación de escaleras.

Además de estas ideas, será importante que tengamos en cuenta los siguientes consejos:

  • La luz blanca es la mejor para iluminar zonas donde realizamos tareas visuales, como la mesa de nuestro despacho o la luz colgante de la mesa de reuniones.

  • Será importante que las lámparas estén situadas estratégicamente, para evitar reflejos en ventanas, espejos, mesas con brillo y/o pantallas de televisión o de ordenador.

  • En lugares especialmente destinados a la relajación, podemos optar por luces amarillas y tenues, que pueden convivir con otro tipo de luces más blancas, en caso de que una misma estancia tenga diferentes rincones destinados a diferentes actividades.

  • La iluminación LED tiene una serie de ventajas muy positivas a la hora de iluminar nuestros espacios, por lo que puede ser la iluminación más adecuada. Te invitamos a conocer las mejores colecciones LED de Milan-Iluminación.


Con esta serie de ideas, iluminar las diferentes estancias de nuestra oficina nos resultará una tarea muy fácil y efectiva. Si estamos buscando las lámparas que mejor encajan con nuestras estancias laborales, debemos tener muy en cuenta los diseños de www.milan-iluminación.com. A través de su web, podremos observar su amplio catálogo de productos, para poder elegir aquellas lámparas que más se adapten a nuestras circunstancias y nuestros espacios. De esta manera, podremos dotar a nuestra oficina de una luz óptima que nos permita llevar a cabo nuestro trabajo de la mejor manera posible, sacándole una mayor rentabilidad debido a los efectos positivos de una buena iluminación.