Inicio / Blog / Iluminación decorativa: Cómo iluminar paredes interiores

06 Septiembre 2019

Iluminación decorativa: Cómo iluminar paredes interiores

Aprende a iluminar paredes interiores con estos buenos trucos y consejos

Iluminación decorativa: Cómo iluminar paredes interiores

La iluminación posee diferentes funcionalidades. Una de ellas es su poder para decorar espacios, tanto interiores como exteriores, al mismo tiempo que nos ofrecen una luminosidad funcional. Gracias a la iluminación, podemos resaltar esos recuerdos que contienen un marcado valor emocional, para dotarlos de la importancia que merecen. No obstante, la iluminación decorativa va más allá de fijar la atención en un objeto en particular, pues puede darse por si sola.

El poder de decoración de la iluminación puede marcar la diferencia entre una estancia fría y una estancia decorada con gusto, sin necesidad de recargar el ambiente con muebles u otros elementos. Saber cómo usar la luz para ello puede ser muy positivo, pues nos permite unificar dos funciones básicas; iluminar y decorar.

Teniendo en cuenta que las paredes también pueden ser elementos decorativos, gracias a sus texturas, pinturas o aspectos, la luz puede resaltar estas características para hacerlas más visibles. A continuación, vamos a darte unas ideas sobre cómo usar la iluminación para iluminar esas paredes que carecen de personalidad y aportar el toque de estética que le falta a tu hogar.

1.Resalta tus cuadros con la iluminación


Teniendo en cuenta que los cuadros se sitúan pegados a la pared u otra superficie lisa, iluminar nuestros cuadros puede aportar iluminación a nuestra pared. Este recurso es ideal para iluminar aquellos rincones oscuros de nuestras estancias, faltos de luz natural o, simplemente, rincones demasiado vacíos y fríos.

Existen lámparas de pared que permiten iluminar cuadros instalados en paredes, como la Colección Robotic o la lámpara MLN Perceval Led.

2.Resalta esa pared con texturas o dibujos


Establecer una pared con texturas o dibujos creados con la pintura puede aportarle dinamismo a la estancia, al mismo tiempo que rompemos con la estabilidad decorativa habitual. Si, además, queremos que este detalle destaque, podemos iluminarlo con la predisposición de luces que enfoquen directamente a dicha pared. Los apliques de pared son una buena manera de realizarlo, pues permiten focalizar la luz a dicho lugar. Instalando diferentes puntos de luz a lo largo de la superficie aumentaremos la función decorativa de la luz, así como la iluminación de nuestra habitación, creando una luz indirecta que nos resultará muy útil en nuestras tareas habituales.

Los apliques de pared de la colección Bo-La son muy interesantes, así como los apliques de la Colección O-Tel.

3.Luces inferiores proyectadas en paredes


Otra idea para decorar nuestra estancia con luces es situarlas en el suelo, de manera que alumbren las paredes u otros objetos que queramos resaltar. Las luces que nacen en la parte inferior y crecen hacia arriba ofrecen verticalidad al espacio, de manera que pueden ser recursos muy útiles para agrandar el espacio.

Para ello, podemos optar por plafones que podamos camuflar sobre el suelo o con diferentes objetos. Son algunas opciones los plafones Cilinder o los MLN Bridge, entre otros.

4.Camuflar luces detrás de objetos cuyos reflejos se focalicen en la pared


Esta opción nos ofrece una iluminación de nuestra pared muy sutil y secundaria, con una marcada función decorativa. Se trata de instalar lámparas detrás de algunos objetos cercanos a la pared, de manera que reflejen sobre ella. El objeto tapará el foco de luz, no obstante la luz aparecerá por sus alrededores de manera secundaria y sutil.

Se trata de un recurso cada vez más utilizado por aquellas personas que quieren aportar un toque lumínico y decorativo a sus estancias.

5.En nichos


Si nuestra pared cuenta con algún nicho que no queremos recargar con ningún objeto decorativo, pero queremos que resalte de manera decorativa, podemos acoplar una pequeña luz focalizada que permita alumbrar el espacio y aportarle un ligero valor estético. Es importante adecuar el tipo de luz, así como su intensidad, al tamaño del nicho y su importancia en el ambiente.

Decorar nuestras paredes sin recargarlas de objetos y cuadros resulta una tarea muy fácil con la iluminación. Además, no solo decoraremos; también aportaremos luz indirecta, cuya función puede ser muy útil en nuestras estancias. Gracias a estos consejos, nos resultará mucho más fácil dotar de luz decorativa a nuestras paredes, aunque no contengan ningún otro elemento decorativo más que su textura o su forma. a la hora de buscar las lámparas adecuadas, en www.milan-iluminación.com encontraremos un gran abanico de productos que nos pueden resultar de mucha ayuda.