Inicio / Blog / Cómo adaptar la luz a un hogar accesible

09 Octubre 2019

Cómo adaptar la luz a un hogar accesible

Aprende cómo adaptar la luz de tu hogar para que sea más accesible

Cómo adaptar la luz a un hogar accesible
Generalmente, la instalación de luces en nuestro domicilio posee unas características que pueden considerarse “por defecto” y que nos permiten hacer un buen uso de ellas. Ahora bien, encontramos algunos casos en que necesitamos adecuar las funcionalidades de nuestro hogar a personas que necesiten una accesibilidad especial. Son aquellos casos en los que convivimos con una persona cuyas dificultades motóricas le exigen desplazarse en silla de ruedas u otras condiciones que dificultan hacer uso de los elementos que existen en nuestro entorno.

Adecuar nuestro domicilio a las necesidades de las personas más vulnerables es un factor clave para favorecer sus vidas. Optar por recursos que permitan facilitarle los movimientos, así como adecuar los muebles al tamaño funcional. Usar otros elementos que se adapten a las posibles dificultades motoras que podamos sufrir, y sobre todo, que sean fáciles de usar. Las luces, además, también deberán sufrir una serie de modificaciones, para permitir que sean funcionales para todos los que conviven en casa.

En este sentido, es recomendable saber cómo debemos adaptar la iluminación de nuestro hogar en caso de necesitarlo. A continuación te ofrecemos una serie de consejos y opciones que puedes tener en consideración para que la adaptación se haga de manera correcta.

Consejos para adaptar la iluminación


En muchas ocasiones, para que la adaptación de la iluminación sea efectiva, necesitamos adaptar previamente el espacio. Eliminar puertas estrechas y otros obstáculos como escaleras, optar por instalar zonas abiertas en casa y despejar las zonas de paso de muebles y otros elementos son adaptaciones que deberemos llevar a cabo en un primer momento.

En lo que respecta a la iluminación, ten en cuenta que:

  • Será muy recomendable instalar iluminación extra, que ayude a mantener iluminadas todas las zonas de paso. Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, los problemas motores dificultan la marcha con facilidad, por lo que recorrer una estancia amplia en busca del interruptor puede resultar demasiado costoso.

  • Debido a la dificultad anteriormente descrita, es muy útil que estas luces tengan sensores de movimiento, y puedan encenderse por si solas cuando alguien pase por esta zona. Además, muchos de estos sensores tienen también opción de apagado automático, por lo que tampoco deberás preocuparte por este aspecto.

  • Colocar los interruptores en un plano más bajo, para que cualquier persona en silla de ruedas pueda llegar a ellos y encender, en cualquier momento, la luz que necesite. Es recomendable que se sitúen a 90 cm del suelo, pues así quedarán a mano para quien deba moverse en silla de ruedas.

  • Instala sistemas de domótica, de manera que puedas subir y bajar persianas, encender luces e incluso abrir puertas accionando un mando. Este recurso será muy útil para aquellas personas con movilidad reducida que deseen mantener la autonomía en su día a día.

  • Instalar luces focalizadas que puedan cambiar el foco de luz manualmente puede ser muy útil para llevar la iluminación donde necesitemos. Existen una gran variedad de lámparas en el mercado que permiten esta opción. Los flexos son un buen ejemplo.

  • Elegir luces que sean de pequeño tamaño y no estén sujetas a un cable también puede ser una opción muy interesante, pues la persona puede llevarlas consigo y mantener iluminado, así, el camino por donde pasa. La lámpara Candelier, de Milan Iluminación, puede ser el elemento ideal para ello.

  • El uso de lámparas de pie que puedan regularse a diferente altura también resulta una opción a tener muy en consideración, pues permiten adaptar la posición de la luz a diferentes alturas. Especialmente interesante cuando en un mismo hogar conviven personas con diferentes afectaciones motoras. Milan Iluminación nos propone algunos diseños que pueden conseguir este fin; es el caso de la lámpara de pie de la colección Half, así como de la colección Halos y la lámpara de pie recientemente lanzada de la colección Linood.


Con estas opciones, será muy fácil adaptar la iluminación de nuestro hogar a aquellas personas con movilidad reducida, de manera que puedan disfrutar de una funcionalidad óptima y mejorar así su deambulación por las diferentes estancias que componen nuestro domicilio. Si queremos encontrar más posibilidades, podemos acceder a la página web de Milan Iluminación, en la que tendremos acceso a todo su catálogo de lámparas, incluyendo las últimas novedades lanzadas. Con Milan Iluminación resultará muy fácil iluminar nuestra vida.